Archivo mensual: diciembre 2009

Expectación en el mundo de la comunicación por un mundo sin publicidad

Esta noche 31 de diciembre, tve dice adiós a la publicidad. Comentan los corrillos de marketing sobre cual será la marca que pondrá fin a los public AD en la tve de toda la vida. Seguro será una marca grande, que respire emociones y felicidad. Es siempre el mensaje de fin de año y el que el mundo de la publicidad quiere también transmitir.

Lo que está claro es que los huecos que dejan los spots se llenarán de espacios de producción propia, más información, más reportajes, más periodismo, más imágenes. Esperemos también más calidad. ¿Y la publicidad? pues nos la seguiremos encontrando, sí, pero a un estilo no convencional, product placement total donde las marcas a buen seguro tendrán que pagar esos costes de producción de estos nuevos espacios.

Hablando de turismo 2.0 el reto también es bonito para la empresa. Un hotel donde se cuecen recetas, un reportaje de un destino, las experiencias de los turistas. Aumento de contenidos en la tve patrocinados por la empresa turística pero con un estilo social. Esa es también la publicidad que se debe hacer en las redes sociales, la que pocos han desarrollado en el mercado español. Una publicidad no convencional donde lo que se pretende es dialogar y conversar con los usuarios.

Así de esta manera casi sin darnos cuenta la televisión se convertirá en un espacio social media mayor todavía, y quizás desbanque algo a la Red, a las redes sociales como facebook que quizás empiecen a bajar en número de usuarios o al menos dejar de crecer. No es una ninguna tontería. Quizás como las empresas no han hecho bien las cosas en las redes sociales, éstan no van a tener el éxito que muchos han ido augurando. Seguro veremos más interacción entra la TV e Internet, más personas, más sonrisas, más lágrimas, más amoríos, más conflictos.

Social Media es estado puro. Llega una nueva era en el multimedia show de cada día.

Anuncios

La reputación de marca en las redes sociales, de mano de empleados y ex-empleados

En el estudio SOCIAL MEDIA HOTEL MARKETING que junto con otras consultoras hemos realizado en diciembre de 2009, analizamos, sobre 19 indicadores diferentes, como las grandes cadenas hoteleras están utilizando las redes sociales Facebook y twitter.

Uno de los parámetros más interesantes del estudio es como los EMPLEADOS y EXEMPLEADOS de las cadenas hoteleras de la muestra habian creado grupos en facebook y como desde este entorno se gestiona la reputación de la marca.

Del análisis efectuado, destacamos que, prácticamente, la mitad de las cadenas estudiadas (55%) tienen grupos de empleados o ex empleados en Facebook.

Hay que señalar el impacto que tienen las páginas creadas por ex empleados descontentos en Facebook -el 36%, de las organizaciones- Un número que realmente nos llama la atención.

En estos grupos hemos localizado una cantidad importante de información generada por personas con nombres y apellidos donde ponen en duda la reputación de la cadena.  Los comentarios realizados van desde la insatisfacción en los contratos, en el ambiente de trabajo, como la explotación y presión, hasta comentarios sobre la calidad dudosa del servicio, evaluado por los propios empleados y arrojando visiblemente la duda sobre cómo la compañía engaña al consumidor.

El resto de grupos no genera comentarios negativos de la organización, sencillamente son un grupo de personas que se encontraron en un momento de su vida  trabajando en alguno de los hoteles de la cadena y mantienen el contacto a través de este medio. Algunos potencian la marca de forma positiva.

La lectura es bien sencilla. Aunque  algunos directivos de empresas no crean en las posibilidades y realidades de Social Media marketing, la realidad es que, si en Facebook o Google escribimos el nombre de alguna organización, podemos obtener, en algunos casos, opiniones muy negativas sobre sus organizaciones.

Las cadenas hoteleras deberían plantearse una estrategia para entrar en relación con estos grupos creados por los propips empleado, pero la mejor recomendación es trabajar por la propia reputación de la compañía, tanto on-line como en las relaciones habituales con sus empleados. El riesgo y  las consecuencias negativas tienen que ver con que, si ex-empleados realizan este tipo de comentarios tan negativos en una página web, éstos son visibles para cualquiera –público en general- y, evidentemente, se propagan en el boca a boca personal y fuera de la Red. Resulta que la reputación on-line posiciona a las marcas en los buscadores y puede que aquí haya resultados en algunos casos muy llamativo.