Archivo de la etiqueta: estrategia

El marketing en medios sociales y las verdades del barquero

El objeto de este blog ha ido migrando hacia una crítica a los medios sociales, una crítica constructiva relacionada mucha de ella con los peligros que el propio medio digital del marketing transporta. Esta entrada está dedicada, con cariño, a muchos consultores y empresas de marketing que he conocido en los últimos años, empresas y profesionales que aparecieron y desaparecieron, y que han ido y están engañando a sus propios clientes, haciendo fácil y complicado el marketing en Internet, una disciplina y un servicio profesional que requiere de un expertise no basado en el ruido, sino en resultados.

¿Engagement? Pon una foto de una chavala sexy y tus followers, fans y friends se multiplicarán por mil. Las redes sociales son como los hombres, tontas y simples, y muchas veces, engañan. Y sino que se lo digan a un conocido profesor de ESADE que crea perfiles falsos en redes sociales profesionales para generar tráfico…

¿Comunicación? Muchos directivos geeks se hartan de tuitear y tienen a sus empleados sin conocer nada que los rodea. La comunicación empieza en el corazón de la empresa, cualquier otro experimento tiene los días contados. El problema es que muchos consultores no hablan nunca de la comunicación interna, porque ni ellos mismos la practican.

¿Roi? Naturalmente que sí! En cualquier acción de marketing hay que buscar su rentabilidad. Quien te diga lo contrario, anda muy perdido. Alguno no quiere mirar su Google Analytics porque si se diera cuenta realmente del tráfico que genera alguna red social hacia su sitio web, debería tirarla, y no puede!, se divierte con ella, es su PlayStation!

¿Marketing? La mayoría de las soluciones que ofrecen consultores en social media sólo ofrecen relaciones publicas y en redes de terceros , es decir ticketeros en playas ajenas. Y además en invierno.

¿Tecnología? Algunas empresas que ofrecen soluciones de social media se basan en que alguno de ellos esta enganchado en su iPhone, nada más. Pregúntale lo que es XML, API ó CRM, te dirá “me gusta”, lo retuitará.. pero ahí se quedará…

¿El social media hace empresa? La mitad de los consultores en social media duran menos en su organización que un caramelo en la puerta de un colegio. En cualquier puesto o proyecto donde estén tuitean desde las esquinas y son un peligro evidente cuando a golpe de click en su smartphone pueden convertir el prestigio de tu empresa en un auténtico chicle.

¿Innovación? Nos preguntaremos si la innovación se acabaría cuando todas las empresas estuvieran en facebook. Innovar significa muchas cosas, pásate por Oslo y lo verás, comienza en la propia gestión, en el conocimiento dentro de una organización, en los procesos, en la comunicación interna, …

¿Mercados? Veo a muchos consultores de social media como auténticos adprosumers, una palabreja muy simpática que aprendí de alguien que sí sabe y que resume mucho lo que un consultor geek tiene: una pasión por consumir. Esta cualidad en realidad es el target que buscan muchas empresas que sin ellos saberlo son utilizados por estas compañías para catapultar sus mensajes, mensajes inteligentes y campañas trabajadas, viralizadas en los medios sociales donde estas especies habitan. Es pura ecología. Es como si las hienas fueran los profes de marketing de la sabana africana.

¿Riesgos? Alguno no sabe ni lo que es, pero son como las meigas, haberlas haylas, de hecho el autor de este blog vive y disfruta de eso, de los riesgos en los medios sociales…y gracias a Dios no me falta trabajo.


La dieta 2.0

Casi sin llamar a la puerta han aterrizado las redes sociales y profesionales, las webapplications, y los cientos de recursos de internet en esta tercera oleada de la Red. Todo este abanico de recursos en Internet están haciendo más “feliz” el trabajo de muchas personas y muchas empresas. Ha crecido exponencialmente el concepto del networking, la realidad del teletrabajo, el marketing 2.0 en su más puro esplendor, la innovación y el poder ser emprendedor a golpe de click .

Pero también son muchas las empresas y personas que han tomado el menú comenzando con el postre. Vemos profesionales que utilizan Twitter sin conocer delicious, han abierto una comunidad ning sin saber todavía para qué, han creado un blog y lo abandonan. Del mismo modo muchas empresas han creado su página en Facebook con un perfil de una persona, o una cuenta Twitter que apenas utilizan. O todo eso sin blog.. y abandonando la web tradicional. Del mismo modo que muchas empresas están en las redes sociales sin un plan de marketing, muchos profesionales utilizan estos recursos de Internet de manera desordenada.

Este fenómeno está ocurriendo a la vez que la infoxicación. El exceso de información que se produce con el aluvión de información que tenemos disponible y que nos puede generar una dificultad para digerir tanto dato en tan poco tiempo. Es como una intoxicación informátiva que puede producir una nueva enfermedad que algunos psicológos ya están identificando. Una ansiedad por las redes sociales. Como ser mujer y no morir en el feisbuk o como tener una web y morir por no ser social

Evidentemente cada uno utiliza las redes sociales y la blogosfera como le viene en gana, para eso están, pura democracia tecnológica al uso y disfrute.
El mensaje dietético, no viene mal recordarlo, es uno de los principios del Clue Train que se basa que en un mundo social donde el mercado son conversaciones, lo primero que hay que hacer y que nunca hay que abandonar, es EL ESCUCHAR. Y así deberían las empresas y los profesionales al utilizar los medios sociales de la Red.

Cito aquí algunas experiencias y conceptos desarrollados por expertos profesionales del marketing 2.0 que subrayan esta continua necesidad en la estrategia de negocio en los medios sociales. Se resumen en una sencilla dieta 2.0 que aporto de sonrisa refranera en este artículo: la dieta del cucurucho, postear poco y escuchar mucho

(Foto: Listed Tryad, tomada de flickr)


Defender mis clientes y los ingresos en tiempos de crisis

ingresos La crisis actual es demasiado seria para lucha sólo con la reducción de costes,primero porque si nuestras ventas bajaran un 25% ni siquiere una reducción de costes del10% podría salvarla y segundo porque la reducción de costes no tiene un efecto inmediato y lo peor de todo puede hace mucho daño cuando la tormenta pase.

La conclusión es bien clara: diseñemos y ejecutemos una estrategia para defender nuestros ingresos, basada en cautivar nuestro patrimonio de clientes y nuestro portafolio de productos y servicios

Artículo en construcción … Cooming soon!