Archivo de la categoría: Calidad 2.0

Lo que soy, lo que eres…

 


EL ROI en la formación de profesionales.

Es evidente que uno de los pilares en los que una empresa y un profesional deben invertir es en la capacitación técnica y en el desarrollo de habilidades y aptitudes de su equipo humano. Quien no crea en esto que no siga leyendo. Esta evidente necesidad, como todas las operativas de una organización, puede tender a no tener resultados reales y tangibles en una empresa sino se evalúa correctamente el retorno de la inversión de la acción de formación en el propio corazón de la empresa que necesita por ejemplo capacitar a sus trabajadores.

Los resultados de una formación no siempre están relacionados en que los empleados hayan adquirido esos conocimientos técnicos deseados, sino que pueden ir relacionados con acciones para fomentar el clima laboral o acciones en una estrategia del cambio. En cualquier caso, resulta completamente imprescindible medir si las acciones han conseguido los resultados esperados. EL ROI (Return of investment), por tanto, puede no resultar una fórmula matemática que divida ingresos y gastos sino un simple check-list orientado a la evaluación de la estrategia y la medición de los resultados.

Los métodos utilizados para evaluar la idoneidad de las formaciones suelen ser formularios en papel o aplicaciones on-line mediante preguntas que se hacen al propio alumno. Estos instrumentos empiezan a resultar caducos y en cierta completamente inútiles. En especial algunos métodos como el modelo de Kirkpatrick pueden estar completamente fuera de órbita, ya que la manera de aprender ha cambiado, lo ha hecho el entorno y lo ha hecho la manera de gestionar la información que nos rodea ha evolucionado, y es más que posible que los departamentos de formación aún no hayan podido vencer esta brecha digital.

En mi opinión, en la sociedad de la conversación en la que estamos, un paso por delante de la sociedad de la información, es necesario implementar estrategias de comunicación entre docentes-alumnos y responsables de la estrategia formativa, una comunicación 2.0 entre todas las partes implicadas para de estar manera poder disponer de indicadores que midan con certeza si la formación ha alcanzado los objetivos que se habían definido para ella, ya que muchos de éstos se tarda tiempo en medir si han sido eficaces. Es decir, que es necesario crear una comunicacion post-curso con el alumno para averiguar el resultado de la estrategia.

¿Y qué escuela de formación hace este tipo de acciones?. La verdad es que pocas o ninguna. Normalmente asociado a un tema de costes este tipo de acciones a medio plazo no se suelen realizar y por ello se pierde un valor importante para poder medir la efectividad de la formación. Aquí el papel de la tecnología, de las herramientas 2.0, de las aplicaciones colaborativas y la necesaria capacitación técnica en el docente para aprovechar al máximo estas herramientas es fundamental.

Y conversando sobre cómo proteger el conocimiento lamento no poder publicar aquí el resultado de la exposición final que elaboramos con mis compañeros. Tenemos que aplicarnos a nosotros mismo el propio concepto de la seguridad de la información, que también es aplicable al activo del conocimiento humano.

Este es una de las conclusiones personales que he tomado en el excelente curso de BSI, Train the trainer, en el que he tenido el gusto de participar en Madrid en septiembre de 2012.

Contactar con Toni Martin Avila


Las meteduras de pata del networking

Para los americanos este término está únicamente relacionado con hacer negocios, para otros, los latinos, puede significar muchas más cosas, poder, amor. En la Red, además del dinero, existen esos otros intereses. En cualquier caso, desde que están las redes sociales el fenómeno del networking es mucho más fácil de desarrollar, ya no hace falta que nos vayamos a un encuentro de profesionales en una feria, a un desayuno con clientes o a una cena con políticos. Pero, al mismo tiempo que el networking se ha hecho más sencillo también éste puede hacerse mucho peor, y en lugar de querer obtener negocio (u otros intereses), es más que probable que obtengamos resultados negativos, es decir…que hayamos metido la pata.

Como este blog va de seguridad, considero también para los profesionales un problema de seguridad personal en la Red, el cometer alguno de los siguientes 5 meteduras de pata en las redes sociales profesionales.

1. No decir nada

Uno de los grandes errores de muchos profesionales es utilizar en cantidad las redes sociales, en especial Twitter ,pero tener su perfil profesional vacío o casi sin contenido. Por ejemplo tener un Linkedin sin apenas información lo considero un pecado que cualquier networker no podría cometer.

2. Considerar la Red como un espacio sólo para pedir favores

Éste suele ser el papel que solemos tomar cuando entramos por primera vez en una red social pero no debería ser el motivo constante de nuestra acción. Existen algunos usuarios que constantemente “piden favores”, eso sí, dan las gracias por todo, pero quedarse sólo en eso es un pecado capital que no deberíamos permitirnos.

3. Dar demasiada información abrumando el entorno

Puede que por agradar, por sentirse parte del grupo o por SEO puro y duro, aportemos constantemente información, lindando el spam. Las relaciones en el networking deberían ser equilibradas y querer aportar demasiado, pueden llevarte a meter la pata completamente. Además, dar demasiada información es consecuencia de utilizar demasiado tiempo en ello, y el tiempo en los negocios es Oro.

4. Las prisas

Muchos profesionales aterrizan en las redes sociales y pretenden en poco tiempo dominar su uso y disponer de todos los recursos posibles: blog, facebook Google+, twitter y hasta de comunidad social propia. En Internet y en las relaciones profesionales todo requiere su tiempo. No tener una dieta 2.0 te puede acarrear muchos problemas. Lo más inteligente puede ser también modificar tu estrategia, y hacerlo sin prisas, aprendiendo lo que vayas necesitando en cuanto lo identifiques. En las relaciones sociales en la Red, nada está escrito, los gurús nos existen, todo fluye y cambia en Internet y si te das demasiada prisa, lo más seguro es que te la pegues.

5. Enfoque excesivamente personal

En realidad es una consecuencia o la razón de las anteriores meteduras de pata, pero el hecho es que Internet se está llenando de identidades que utilizan el concepto 2.0 para precisamente sólo hablar del sujeto, sin escuchar y sin dialogar, paradójicamente utilizando la seociedad de la conversación para únicamente escucharse a sí mismos. Este tipo de identidades es fácil identificarlos, desde fuera, en el terreno off-line, como lo denominan ellos. Mala estrategia el ego 2.0 si quieres hacer negocios en la Red, pues el B2B se debe basar siempre en el “Yo gano, tú ganas”.

Fuentes: Expansión y Empleo (no recuerdo el dia del diario, pienso de memoria), varios artículos en El Pais y varias conversaciones con colegas.


Los sockpuppets, una nueva especie en los medios sociales

Un sockpuppet es una identidad falsa en Internet que suele acampar por comunidades de usuarios y medios sociales masivos. Un sockpuppet dialoga con el contenido de otras identidades que la misma persona ha creado, una especie de usuario clonado que con el fin de dar más influencia a su perfil y aumentar su halo digital inicia falsas conversaciones, votos y demás acciones sociales alrededor de la misma persona: él o ella. El fenómeno en Marketing, como instrumento de guerrilla se le denomina AstroTurf, pero en comunidades sociales es el sockpuppet una de las nuevas especies de spammers que ha florecido recientemente y que ha hecho crecer la inseguridad y la falta de confianza en los medios sociales de las empresas y profesionales del marketing.

En espacios como en twitter, donde no existe la Ley, los sockpuppets suelen ser más fáciles de identificar, hacen RT de sus propios contenidos desde perfiles diversos y en pocos días llegan a conseguir cientos de followers, eso sí, en los mismos círculos o microblogs donde habían nacido.

Igual que un ventrílocuo habla consigo mismo donde su marioneta la maneja él, el sockpuppet crea contenidos y él mismo se responde y se discute, con voces distintas, en orden y concierto. El fenómeno quizás al conocerlo puede resultar absurdo al lector, pero la realidad es que empieza a ser el quebradero de cabeza de algunos periódicos on-line como ElMundo.es o marca.com y de algunos browns de community managers en espacios masivos de usuarios.

Esto no es un episodio de un programa de Félix Rodríguez de la Fuente, es uno de los ejemplos de seguridad que los gestores de comunidades sociales tienen que lidiar en su trabajo. A nivel de la gestión de la seguridad de la información en un medio social o entorno on-line con gran cantidad de participación del usuario, ya no basta con aprobar y suprimir comentarios, es necesario crear políticas y normativas e implantar controles técnicos para gestionar a estos usuarios que con la necesidad de aumentar su posicionamiento y su personal page ranking crean estas identidades falsas que deben ser controladas para evitar problemas mayores.

Lo que más nos puede llamar la atención es que estas estrategias en ocasiones no sólo son utilizadas por empresas, agencias interactivas y consultores freelance, sino que ademas algunas de ellas en una accion poco profesional las promueven y evangelizan como una buena práctica en la Red. Esperemos que antes de acuñar las próximas versiones 3.0 y 4.0 pueda crearse en la Red cierta ética social, al menos en los profesionales que asesoran y ayudan a las empresas y a las personas a utilizar Internet en su negocios y objetivos profesionales.


El efecto halo en el entorno digital

Aprendo de la psicóloga Constanza González un interesante clásico de la psicología: El efecto halo. El fenómeno se refiere a que la evaluación que hacemos de una persona está influenciada por juicios previos, de los que a veces ni siquiera tenemos noticia. Normalmente asociado a la belleza atribuimos a una persona “guapa” otras cualidades como la de ser buen orador, excelente profesional o incluso un buen amante.

Aprovechando los conocimientos sobre la mente humana, este fenómeno es utilizado en diversos ámbitos, como la publicidad. Que salgan modelos estupendos o tortillas de patatas de lujo no es por el mero disfrute del espectador. Se buscan las características determinadas que se deseen se trasladen al producto que se quieren vender: belleza, atractivo, seguridad …

La proyección de este proceso cognitivo, que se remonta a nuestros ancestros, hacia el entorno digital y en especial hacia los medios sociales digitales es evidente. Gracias a este mismo proceso cerebral algunas personas o incluso algunas marcas puedan progresar (o fracasar) en su sociabilidad digital, ofreciendo su imagen bella digital, y que los usuarios que la siguen, sus fans, followers vean en ella otras cualidades que en muchos de los casos no corresponden con la realidad. Es más, en los medios sociales el efecto halo puede ser el Rey.

De esta manera igual que un empresario puede fracasar al contratar a una persona bella porque le atribuye sea muy profesional, podemos también fracasar en nuestras relaciones digitales, porque muy seguro no serán como esperábamos. Es por eso que si nos obsesionamos en nuestro branding en Internet pero abandonamos el real, es posible lleguemos a vivir en una burbuja. Prueba de ello son la rápida aparición de empresas que nacen en entornos digitales pero que muchas de ellas mutan en cuestión de meses. ¿Reputación on-line? Quizás no haya ni un comentario negativo en la Red de una start–up (end-up en realidad), pero a buen seguro en su sector y en su círculo de confianza aquellas cualidades que se habían atribuído al principio mueren en cuestión de algunos meses.

El efecto halo en el entorno digital demuestra lo poco que sabemos sobre aquello que influencia nuestra evaluación de las personas y del mundo, aun cuando creemos hacer juicios de valor objetivos, y lo poco tolerantes que nos podemos mostrar a cambiar nuestra forma de pensar.

La lectura inteligente de una empresa en la red es que no debe ser tan importante el “me gusta”, el “te sigo” o el “Follow Friday”, herramientas 100% “halo”, incluso el tan repetido vocablo reputación on-line puede estar también camuflado por el verdadero valor de quien se muestra en la Red.

Somos muchos los que pensamos que los verdaderos valores en Internet no se basan en el posicionamiento y su velocidad o en la influencia y viralidad de los mensajes cada vez más efímeros y locales. Los más importantes son aquellos que generan seguridad y constancia basados en la transparencia y en la calidad, variable que a menudo es necesaria demostrarla en el escenario real, no en el virtual.

 


Si eres emprendedor olvídate de la Coca-Cola

Experiencias de emprender, desarollando habilidades de marketing

Somos muchos los que creemos que quizás vivimos en una nueva burbuja de Internet, nos aburrimos de los mismos eventos, de los mismos mensajes de que “algo está cambiando”, donde algunos descubren el social media marketing o incluso como algunos le llaman “el marketing gratuito”. Soy de la opinión que este mensaje constante ha intoxicado y confundido a muchos profesionales y por ende a sus empresas.

Mucho del contenido y acciones que hay en la red sobre el marketing 2.0 es como un pez que se muerde la cola. En el fondo son mensajes de auténticos adprosumers (yo lo consumo, yo lo anuncio), donde muchos autores se han convertido en auténticos consumidores de productos de esas grandes empresas, vendedores sociales. Es por eso que Apple no necesita de realizar campañas de social media, las realizan sus propios consumidores!!. Es la clave de marketing 2.0, que hablen de ti, no que que utilices Facebook.

La blogosfera en el campo del marketing está llena de blogs, tweets, y miles de artículos como por ejemplo análisis de casos de éxito de grandes empresas. Marcas como Coca-Cola, ZARA, Ikea, Apple, el IPAD, el Android, y “cosas” más cercanas, como las curiosas campañas mediáticas como #nolesvotes. Para muchos de nosotros auténticos “product placement” de artilugios tecnológicos, mensajes y acciones sociales dirigidos desde partidiarias acciones de bloggers, algunos de los cuales estos últimos días están pasando la curiosa frontera entre la tecnología y la política. ¿tenemos influencia social, verdad? ¿Por qué no inventarnos un partido político basado en que “corra” socialmente?

Volvamos a la tecnología y el marketing, la política es asunto de otras comunidades…

En este panorama de super información en la Red, donde la necesidad es realmente pasar de la sociedad de la conversación a la del conocimiento, es cuando prolifera esta información que explicábamos al principio. No está de mal saber cual ha sido el éxito de Zara, de Amazon o del propio facebook, pero de verdad…¿crees que para desarrollar tu proyecto empresarial en la red estos modelos son necesarios?, ¿necesitas todas esas infografías en cuyo inglés probablemente te pierdas?, ¿necesitas saber el % exacto de personas que usan el Ipad en la universidad de Madrid? ¿ el número de zapato del tal Seth Godin?

Mi opinión es que no, más bien te pueden intoxicar, interrumpir y hacerte creer pistas equivocadas para tu idea, para tu desarrollo profesional. En realidad Internet y las herramientas sociales actualmente además de contenido de conocimiento, reflejan el crecimiento de la indignación y eso puede ser muy peligroso para que puedas, si se me permite la expresión, perder el tiempo leyendo una web. Resulta que te interesa ser emprendedor o aprender el nuevo marketing y resulta que en tu microblog te intentan convencer para que votes a uno o para que no votes. Eso también es imperialismo, pero en el campo de batalla de hoy, los medios sociales.

La burbuja social mezcla además de contenido profesional con el personal (esta es otra película), la inclusión de mensajes partidistas e influenciados por la realidad de que el lector es un potencial consumidor más.

El tejido empresarial español, entorno desde donde se ha escrito estas líneas, es casi un 95% de pymes, y un alto número de microempresas, proyectos familiares y autónomos y un número por desgracia muy elevado de personas en desempleo. Ellos son los que mueven la economía de muchos. Y problamente estes tú en ese tejido. Y por eso el lenguage formativo que quisieras encontrar en la Red en parte debería ser éste, dirigido hacia nuestra realidad económica y social, hacia la tuya, no hacia los que ya gestionan el mundo económico. El mensaje que debemos formar hacia los estudiantes, hablando en lenguaje de marketing, el enfoque hacia el mercado, no hacia los de “de arriba”.

¿Y los Business Angels? ¿existen?…bueno, existir deben existir como los ángeles de la guarda (haberlos haylos), peronormalmente no van a estar en la ciudad o isla donde vivas, desgraciadamente, igual que mucho del talento y del I+D hay que saltar el charco para encontrarlo. Por eso tu Business Angel debe ser tu propia creatividad que dé valor a tu proyecto.

Y es que para ser emprendedor, en mi opinión lo que hay que ser es un Juan Palomo más un elemento vivo del B2B, desarrollar habilidades para construir y hacer sostenible tu idea empresa: crear el modelo de negocio, desarrollar habilidades en Nuevas Tecnologías, en marketing e incluso en otros aspectos que apenas se estudian en la universidad y en la blogosfera de los emprendedores, como la calidad y el caracter humano de los negocios. Conocer el Marketing Mix, buscar colaboraciones y fomentar el “yo gano, tú ganas” más mil triquiñuelas más. Y es que ésta fue la forma de como nacieron esas grandes empresas, con el empuje individual y compartido de sus creadores.

Por eso si quieres ser emprendedor, que no te intoxique la blogosfera. Selecciona los contenidos que realmente te deben interesar, sobre casos de empresas de mercados similares a los que vas dirigido, proyectos con recursos como los que dispones, en tu lengua, en tu entorno, en tu lenguaje. Confía en Internet y las redes sociales, pero empieza teniendo una tarjeta de visita con tu mínimo branding dónde has debido de elegir tu pantone. Y sobre todo sé valiente y rodéate de personas de valor, huyendo de aquellos que te puedan robar ideas o simplemente quitarte la energía positiva con la necesariamente has debido comenzar tu proyecto como emprendedor.


Como insertar tu perfil de Linkedin en tu sitio web

Linkedin, a pesar del creciente spam que se ha desarrollado internamente en la plataforma, se está convirtiendo en un referente en la Red. Es tu CV actualizado, tu web profesional, el nexo entre tú y la empresa donde estés actualmente y también le nexo con anteriores experiencias profesionales. Es un fantástico medio para hacer networking y para que te conozcan otros. Personalmente no lo utilizo para “buscar” clientes o “promocionar” directamente servicios, creo es un error hacer directamente publicidad en ese entorno y personalmente lo tengo en cuenta como mi perfil público por si alguien está interesado en los productos y servicios que mi empresa realiza. Por ello, lo que existe en Linkedin, lo anexo en propuestas, en proyectos, en colaboraciones y evidentemente… en mi sitio web.

Disponer de un widget en tu web es muy sencillo. Sólo debes tener acceso al HTML para construir y editar tu website y seguir estos dos pasos.

1. Después de la etiqueta <head> debes insertar:

<script type=”text/javascript” src=”http://www.linkedin.com/js/public-profile/widget-os.js”></script&gt;

2. Y en el lugar donde quieras colocar tu perfil, insertar el siguiente código donde href es la dirección de tu perfil público en Linkedin:

<a class=”linkedin-profileinsider-inline” href=”http://es.linkedin.com/in/tonimartinavila”>Toni Martín-Avila</a>

De esta manera podrás colocarlo en tu blog para mostrar, por ejemplo, la información del autor. La utilidad es buen para listar profesional de tu equipo, para documentar proyectos en la red, etc.

Widget Linkedin en tu web