Archivo de la etiqueta: liderazgo

Google te quiere más inteligente. Manos a la obra

Google ha mejorado su buscador. Lo habrás visto, Muestra resultados mientras escribes. Esto, que te puede parecer una obviedad, puede revolucionar el concepto del posicionamiento en la Red, y por tanto el conocimiento que tengan de tu empresa, de ti.

Tenemos varias lecturas…

El usuario va a valorar mas las posiciones dominantes. Es decir esta más que claro que el PPC y Adwords van a generar más ingresos (los enlaces que ves en la parte superior), ya que el usuario va a clickar lo primero que vea con las palabras que está buscando. Nos lo dirán nuevos estudios de EyeTracking, estamos seguros.

Otra, que el propio Google va a subir en uso, es más que un buscador, te ayuda a encontrar, ya que al escribir puedes ir corrigiendo lo que has introducido, acertando en aquello que querías encontrar.  El usuario se va convertir en más inteligente, va a saber encontrar mejor lo que quería localizar. Google ya no es un buscador, es un auténtico gestor de conocimiento, y en directo!.

Así que si tienes una web, manos a la obra, el SEO es más importante todavia que antes: el utilizar términos adecuados, el tener una web correctamente construida, la arquitectura de la información, la presencia en medios sociales para posicionarte, etc. etc. El estar en posiciones superiores. Es quizás también la era para invertir más en Pay Per Click y en Adwords. Los resultados podrían ser mayores que antes. Es hora de hacer más marketing, de medir más.

Está claro Google te quiere más inteligente. Va a modificar la Sociedad de la Información a conocimiento. Ya ha empezado. Algunos lo llamaban la Web Semántica, otros la Web 3.0. Era Google, estaba claro!, Quien iba a ser!!


Písale al acelerador si quieres desarrollar un negocio en Internet

Algo que se aprende con los años en los negocios es que las prisas no siempre son malas consejeras. Un valor del emprendedor es actúar con rapidez cuando más o menos tiene claro qué idea de negocio quiere desarrollar. En el campo de batalla de Internet la velocidad es fundamental. El propio medio evoluciona muy rápidamente, la tecnología, los servicios, los dispositivos, laS experiencias de los usuarios. Y así también deberían las empresas y los profesionales darle al acelerador para lanzar sus ideas a la Red.

El primer euro que veas que nace de tu idea en Internet es un momento especial. Pero no esperes mucho tiempo a que eso pase. Aunque a tu negocio le falte su modelo empresarial, su plan de marketing, aunque a tu website le falten muchas páginas, sácalo al aire lo antes posible. Las razones son varias. Por una parte la propia experiencia del que escribe este post, que analizando muchos negocios que ha tocado, esa conclusión es común a casi todas esas experiencias. Y por otra parte la propia visión de lo que actualmente está ocurriendo:

La carrera por posicionarte en Google es relativamente lenta y artesanal, así que cuanto antes lances tu dominio, tus palabras clave, tu estrategia en redes sociales para generar tráfico, antes obtendrás resultados. Google empieza a contar desde el minuto cero y cuanto antes te conozca, mejor. Por otra parte, el factor visual de tu web es muy importante, para ti y tus usuarios. Tu web tiene que tener ojos en tu primera versión beta para con la experiencia y en poco tiempo poderla ir desarrollando y evolucionando, a medida de cómo se va comportando. No esperes a desarrollar super-usabilidad y código AJAX por todas partes, quizás con un blog podrás empezar a darte a conocer a tu mercado y él a tu idea creativa. Y como última razón pienso en la propia ilusión del emprendedor y del equipo humano que desarrolla el negocio, cuando antes estés on-line, antes sonreirás. Eso sí, después de este inicial sprint, acaba y modela tu plan de marketing, que por cierto, en Internet siempre estará vivo.


Si nos lo hubiéramos pensado varias veces nunca hubiéramos llegado a la Luna.


¿Y qué hago ahora con mi web?

picture_22

Ultimamente tenemos noticias buenas y malas en la 2.0. Webs que brillan, cuentas twitters que valen miles de dolares, negocios que han perdido el tiempo en la red,estadísticas del spam-twitter, sensación de perder el tiempo, estadísticas de que nos oyen, ganas de escribir un post, miles de ideas, sensación de que me pasa el tiempo y no gano clientes. Inteligencia colectiva que nos ayuda a aprender pero también experiencias profesionales un poco lejos de la mentalidad 2.0, que muchos querríamos que todos la tuvieran, pero no todos están preparados para ello.

¿Será la crisis? hace días que no escuchamos esta palabra, así que no vamos a hablar de ella. Trae male suerte. Le vamos a echar la culpa… a la misma web 2.0, mejor dicho, a un defecto que estamos cometiendo con ella…

En muchas ocasiones tengo dejavus porque el fenómeno 2.0 lo viví en parte con el auge del software de gestión hacia Internet. El desarrollo de las B2B,  las primeras Intranets que luego se olvidaron, los primeros castañazos de las B2C, el despliegue del ASP, Application Service Provider (¿alguien sabe que es esto?).  Tuve la suerte de ser director de marketing de una de las empresas de informática más grandes de España, CCS Jazztel, hoy CCS-Agresso, y en su momento en el desarrollo de un producto estrella para gestión hotelera, un ERP+CRM. En el trabajo de desarrollo de marketing nos hacíamos algunas preguntas como las de hoy. Hay diferencias desde luego, pero el trasfondo es parecido.

Todo esto le puede pasar a este panorama 2.0. En el B2C en su día, no se contó con las personas, no se hicieron planes de negocio, sólo se pensaba en el producto (vertical-horizontal). Habia un brecha entre tecnología, personas e información, muy gorda pero que fuimos salvándola. Convencíamos a los clientes de pasar a lasnuevas tecnologías cuando en las demos nos temblaba la mano con el ratón y se fundía la lámpara del proyector. Hoy hay mejor tecnología, hemos pasado del “ordenador personal al estar siempre conectados” pero la brecha es mayor en muchos otros aspectos. Y además parece que se hace grande. Y en algunas ocasiones insalvable.

Ahora casi todos sabemos de “informática”, pero al igual que antes estábamos obsesionados con el Office-Windows (o el Mac), hoy lo estamos con Google y los blogs, los widgets y toda esa mandanga. Bueno, no todos, algunos. Veo que en lugar de “hacerse grande” en algunos entornos se “hace pequeño”.

¿Alguien comprende esto?

Antes éramos pro-Microsoft o contra-Microsoft, hoy somos twitteros o facebookeros, o ambos a la vez, o nada de nada. Hoy te encuentras hedonismo a raudales y gente que aporta conocimiento de verdad. Antes no hablabas con un desconocido, hoy le das a “aceptar” a las sugerencias de friends de facebook con una velocidad pasmosa. (Y luego nos preguntamos que hago con este número de Fs, me sirve para algo?).  Antes recibiamos emails chorras con powerpoints de felicidad, soly luna, y unoque te regalan un Nokia. Alguno todavía hay que se lo cree. Hoy abrimos galletas y damos los buenos dias desde el iphone, cuando quizás a los que tenemos al lado ni les hablamos. Hoy aparecen unos que no saben que escuchar tambien es pertenecer a la 2.0 aunque no tengan diapos en slideshare y otros que sin slides, escriben articulos super interesantes. Que dualidad Dios mio!, parece que efectivamente el 3.0 va a ser ordenar todo esto!

Lo peor de todo: las empresas no llegan a lo que está pasando en la Red y se están perdiendo muchas oportunidades. Alguno que había invertido dinero en su web se pregunta … ¿y qué hago ahora con mi web?. Menuda pregunta, verdad?. Resulta que estamos hablando que por Internet se puede hacer todo y la web que tenía no sirve para nada. Ufff… Me recuerda cuando nos comprábamos un PC y al año se quedaba viejo. Obesesionados por la velocidad del procesador por los nombres de los chips en las revista de informática. ¿Alguien lee el PC Actual? Yo sólo lo hojeo cuando en los aeropuertos me sobra tiempo y te vas al super quiosco.

La brecha se hace ancha, como el ADSL. Las empresas no saben que hacer con las redes sociales, ni con su propia web. ¿Por dónde tiro?. En este sentido, leo un más que interesante post de Genis Roca. No os lo perdáis. Sobre como utilizan los clubes de futbol las redes sociales. MAL. Ni siquiera las más grandes organizaciones lo “hacen bien”.

Oigo muchas voces en contra de la web 2.0, que “no sirve para nada”. Estas opiniones también hay que escucharlas, porque también se basan en experiencias. Y los profesionales tenemos que saber rebatirlas. E incluso tengan razón…

Así que, aunque todo pinta bonito, las cosas hay que hacerlas bien, para que no nos peguemos otro castañazo. El “cómo” ya es otra cosa… pero al menos es bueno ser un poco pesimistas y objetivos para así poder hacer las cosas mejor.


Marketing estratégico en tiempos de crisis

aquiles-mini

Un proverbio chino dice: “Cuando llega la tormenta, unos construyen murallas, otros, construyen molinos de viento”.

En estos tiempos de crisis, las empresas que sepan qué estrategia a seguir para tener un impacto positivo inmediato contarán con mayores garantías de éxito para construir molinos y combatir la crisis. Este trabajo, ejercicio obligado desde la gerencia,  se denomina marketing estratégico, así que apúntalo en tu agenda y tómate al menos un día en los cafés que necesites del paseo marítimo (si tienes la suerte de vivir cerca del mar).

Marketing no es publicidad es mucho más, puede definirse como identificar y satisfacer las necesidades del cliente siempre y cuando sean rentables para la empresa. Un marketing estratégico debe estar liderado por la dirección pero con la implicación del resto de personal  con responsabilidad. Debe contener marketing de producto ,estrategia comercial y estudiar que recursos se necesitan para ponerlo en marcha. Por último, debe disponer de medidas de impacto  inmediato con una clara estrategia para defender y cautivar los clientes y los ingresos, al mismo tiempo de sentar las bases para ser los mejores en cuanto pase la tormenta.  Es el trabajo que hizo Laporta, o el que hizo Atreo en el ejército griego en Troya, aunque para ello ambos estrategas disponían de las mejores piezas:  Messi, Iniesta, Aquiles y la pieza del caballo, ésa que sabe saltar sobre las demás pero sin ser la mejor del tablero, pero esto es otra historia …